null Las residencias de personas mayores y con discapacidad registran en la segunda ola el 12% de los casos de COVID-19 detectados en el Principado
27 de noviembre de 2020

•    El Observatorio de la Salud publica el informe semanal sobre la incidencia en los centros  sociosanitarios, que suman 3.439 positivos desde el inicio de la pandemia

•    En total, 543 residentes han fallecido por coronavirus, un 4% de la población con domicilio en estos establecimientos
 


Las residencias de personas mayores y con discapacidad del Principado suman, entre residentes y personal laboral, 3.439 casos positivos de coronavirus desde el inicio de la pandemia, lo que supone un 14,8% del total de la población afectada por la covid-19 en Asturias, según los datos publicados hoy por el Observatorio de la Salud. 

El informe semanal sobre la incidencia del coronavirus en los establecimientos sociosanitarios revela diferencias significativas entre la primera y la segunda ola del coronavirus: en el primer ciclo de incidencia, los casos en residencias significaron un 32% del total, frente al 12% del actual periodo. Estas cifras responden al progreso en el proceso de control de la infección en ese ámbito residencial con cribados periódicos en los centros.


De los casos positivos detectados, 2.508 son residentes (73%) y 931 trabajadoras (27%). El análisis de los datos de contagios por género indica que un 73% de los positivos vinculados a estos centros son mujeres, frente al 27% de hombres. La pirámide poblacional, con mayor presencia de mujeres en los rangos de edad más altos, y una plantilla feminizada, reflejo del rol social de los cuidados, contextualizan estos porcentajes. Por edad, el promedio de los casos en residencias es de 73,5 años.

Dada la vulnerabilidad del colectivo, entre las personas residentes afectadas han fallecido 543 (337 mujeres y 204 hombres), un 53,6% del total de decesos registrados por el coronavirus en Asturias. Son 65 personas fallecidas más que en el informe anterior, aunque el porcentaje de muertes relacionadas con los centros sociosanitarios respecto al global de pacientes fallecidos por coronavirus se ha reducido esta semana un 10%.  Este número global de víctimas mortales en residencias supone un 4% de la población con domicilio en estos establecimientos, que asciende a 13.600 personas.


Además, el informe revela que la media de edad de las personas fallecidas en estos centros se sitúa en 86,8 años. En concreto, el 84% de los fallecimientos  se producen en personas de 80 años o más.  No se ha registrado ningún a víctima mortal entre la plantilla.

Cifras de la segunda ola

Atendiendo a la evolución de la pandemia, ha habido más casos en residencias en la segunda ola que en la primera. De este modo, del total de casos positivos detectados en los centros sociosanitarios, un 67% se localizan en este segundo periodo de incidencia, donde se realizan pruebas periódicas en las residencias.

Sin embargo, en relación al total de casos de coronavirus del Principado los contabilizados en los centros sociosanitarios han disminuido: han pasado de un 40% en la primera ola a solo un 12% del total de casos en la actual ola. Dentro de las personas residentes afectadas por coronavirus hay una mayor proporción de mujeres y la diferencia es especialmente mayor a partir de los 80 años de edad. En concreto entre los positivos de 90 años o más hay 3,5 veces más mujeres que hombres.

Los días con mayor incidencia en la segunda ola se corresponden con la realización de los cribados tras la aparición de casos individuales. Es decir, esa agrupación de casos casi siempre identifica personas asintomáticas. En ese contexto, el día con más positivos fue el viernes 6 de noviembre con 130 casos. 

La comparativa de las dos olas también refleja diferencias respecto al número de fallecidos en residencias. En el primer periodo de transmisión del coronavirus, del total de residentes enfermos falleció un 34%. En la segunda ola este porcentaje se sitúa en el 17%.  

Documentación

Galería de imágenes