null La efectividad de las vacunas para evitar muertes por coronavirus en las residencias de mayores se mantiene en el 98,9% a los ocho meses de haber completado la pauta, según un estudio
09 de septiembre de 2021
  • El trabajo, en el que ha participado el Observatorio de la Salud, constata la alta efectividad de la inmunización: el nivel de protección para evitar la hospitalización se sitúa en el 96%; para enfermar, el 94%, y para contagiarse el 92%
  • El análisis se realizó con 13.600 usuarios y 10.000 trabajadores y distingue entre las personas que han recibido la profilaxis y las que no

El nivel de protección para evitar el fallecimiento de personas vacunadas contra la covid cuyo domicilio es una residencia de mayores se mantiene en el 98,9% a los ocho meses de haberse completado la pauta, según un estudio científico que ha sido presentado esta tarde. El trabajo, en el que ha participado Mario Margolles, coordinador del Observatorio de la Salud, constata la alta efectividad de la inmunización a la hora de evitar daños de la pandemia a todos los niveles: en contagios, en desarrollo de la enfermedad, en ingresos hospitalarios y en muertes.

El trabajo se denomina Efectividad vacunal contra COVID-19 en residencias de personas mayores en Asturias. Margolles, uno de sus autores, lo ha presentado esta tarde en el congreso Evidencias para la pandemia, en León. En el cónclave participan la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, la Sociedad Portuguesa de Epidemiologia y la Sociedad Española de Epidemiologia.

Según los datos del estudio, al cabo de los ocho meses de haber completado la pauta el nivel de protección de la vacuna en las personas residentes para evitar la hospitalización es del 96%; para enfermar, del 94% y para contagiarse, del 92%.

Estos datos ya se constataban en la primera parte del estudio, realizado a los dos meses de haberse administrado la vacuna, el 3 de marzo. En aquel entonces, la efectividad de la vacuna en las personas residentes inoculadas ascendía al 99,4% en cuanto a mortalidad se refiere. En el caso de hospitalización era del 98% y de infección del 95%.

Además, los resultados muestran que las personas residentes no vacunadas han tenido un riesgo de fallecer en estos ocho meses 50 veces superior al de los usuarios inmunizados (5.000% mayor riesgo).

Desde el inicio de la vacunación, el 27 de diciembre de 2020, el grupo de vigilancia en residencias ha trabajado para conocer cuál es la efectividad en cada momento con la vacuna aplicada (Pfizer) con las dos dosis. Así, cada semana se hacía un seguimiento de las pruebas PCR (infección), de los casos de enfermedad, de las hospitalizaciones y de la mortalidad para monitorizar la situación.

La muestra de este estudio se realizó con el seguimiento de 13.600 residentes y 10.000 trabajadores, identificando a las personas vacunadas y las que no. Las cifras son mejores en residentes porque estos no están tan expuestos como las personas trabajadoras. Cabe destacar que entre los trabajadores de los centros sociosanitarios no se ha registrado ningún fallecimiento tras enfermar cerca de 1.100 trabajadores. Por todo ello, se concluye que la pérdida de la efectividad real (en la vida real, no en el laboratorio) de la vacuna Pfizer a lo largo de ocho meses ha sido mínima.

Los resultados del estudio han sido usados para monitorizar y reforzar las actuaciones de vacunación y animar a inmunizarse.

Los autores de este trabajo son, junto con Mario Margolles, Marta Huerta, integrante del equipo de vigilancia de residencias, e Ismael Huerta, jefe de vigilancia epidemiológica. El informe se puede consultar en la web del Observatorio de la Salud.

El estudio puede consultarse en el siguiente enlace:

https://obsaludasturias.com/obsa/efectividad-vacunal-contra-covid-19-en-residencias-de-personas-mayores-en-asturias/