null El Principado retrasará el toque de queda a las 23:00 horas, flexibilizará las restricciones a la hostelería y reabrirá los alojamientos turísticos
07 de abril de 2021
La Consejería de Salud informará mañana sobre estas medidas, algunas de las cuales ya entrarán en vigor el sábado

El presidente Adrián Barbón ha informado hoy de que el Gobierno de Asturias retrasará el toque de queda a las 23:00 horas, flexibilizará las restricciones a la hostelería y reabrirá hoteles y alojamientos turísticos. La Consejería de Salud ofrecerá mañana una rueda de prensa para explicar todos los detalles sobre estas medidas, algunas de las cuales entrarán ya en vigor el sábado.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha explicado en el pleno de la Junta General que el Principado ha tomado esta decisión “fruto de la reflexión y del análisis de los epidemiólogos”, y una vez superada la Semana Santa, un período en el que se ha apostado por restringir la movilidad lo máximo posible para evitar riesgos. 

Actualmente, en Asturias está vigente la limitación de la movilidad nocturna de 22:00 a 6:00 horas. En esta franja horaria únicamente se permiten las salidas para adquirir medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad; para asistir a centros médicos y veterinarios, para acudir o regresar del trabajo, para el cuidado de personas mayores, dependientes, con discapacidad o especialmente vulnerables y para cualquier otra actividad debidamente acreditada.

Además, la hostelería y el comercio, independientemente de su tamaño, deben cerrar a las 20:00 horas, salvo supermercados y tiendas de alimentación, bebidas y productos de primera necesidad, que pueden abrir hasta las 21:00 horas. Los establecimientos de hostelería, restauración y terrazas no pueden admitir nuevos clientes a partir de las 19:30 horas. No obstante, el servicio de entrega de comida a domicilio se prolonga hasta las 23:30 horas y la recogida en el local, siempre bajo pedido previo, hasta las 22:00.

En los establecimientos hosteleros se da prioridad al uso de las terrazas y se prohíbe el consumo en barra, excepto para la recogida de comida a domicilio. Las sillas de las diferentes mesas tienen que situarse a una distancia de dos metros y sólo un máximo de cuatro personas pueden compartir mesa.

Por su parte, los locales comerciales de más de 300 metros cuadrados pueden abrir con un aforo del 30%. En el caso de los centros y parques comerciales, este porcentaje de ocupación se aplica también a zonas comunes.