null El Gobierno de Asturias congelará el sueldo a altos cargos y personal de gabinete en 2021
11 de noviembre de 2020
  • El Ejecutivo adopta esta medida por responsabilidad, coherencia y solidaridad con los sectores más castigados por la pandemia

  • El Principado trabaja en la concreción de las ayudas por importe de 25 millones que se movilizarán este mismo año para apoyar a la hostelería, el pequeño comercio y otras actividades perjudicadas por las restricciones

El Gobierno del Principado ha decidido congelar las retribuciones de los altos cargos y del personal de gabinete el próximo ejercicio. El Ejecutivo considera que el aumento salarial sería insolidario en la situación actual, cuando hay miles de personas perjudicadas por las consecuencias de la pandemia.

 

La medida afectará a los titulares de las consejerías, viceconsejerías y direcciones generales, así como al personal de gabinete y a quienes dirigen empresas o entidades dependientes de la Administración autonómica. Se trata de actuar con responsabilidad, coherencia y solidaridad en unas circunstancias tan difíciles como las actuales, cuando resulta tan necesario destinar recursos públicos para compensar a los sectores dañados por las limitaciones a la actividad económica, como el pequeño comercio o la hostelería.

 

El apoyo a esos sectores es, precisamente, una de las prioridades del Principado. Coordinadas por la vicepresidencia, las consejerías de Hacienda, Cultura y Turismo e Industria trabajan en la distribución de los 25 millones que se movilizarán antes de que finalice el año. El Gobierno actúa con la mayor rapidez para concretar el reparto y los tipos de ayudas lo antes posible. Esta cantidad se suma a las líneas de ayuda puestas en marcha en marzo, y que han supuesto un desembolso superior a los 75 millones. Además, el Ejecutivo incluirá en el proyecto de presupuestos de 2021 un fondo de rescate para las actividades más perjudicadas. La cuantía y las características están pendientes del desenlace de las negociaciones con los grupos parlamentarios.

 

La renuncia al incremento retributivo es coherente con la decisión adoptada la pasada semana por la Junta General, que acordó congelar tanto las percepciones de los diputados como las asignaciones a los grupos parlamentarios.