null El Gobierno central y las comunidades acuerdan mantener las medidas de limitación de movilidad e interacción social en Semana Santa, como proponía Asturias
10 de marzo de 2021

•    El consejero de Salud destaca que con esta decisión se busca “salvar vidas y no semanas”

• Las restricciones se aplicarán también en aquellos territorios donde el 19 de marzo sea festivo

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha acordado hoy, con el único voto en contra de la Comunidad de Madrid, mantener el cierre perimetral de las autonomías peninsulares, del 17 al 21 de marzo, en los territorios en los que el 19 sea jornada festiva, y del 26 de marzo al 9 de abril, con motivo de la Semana Santa. Además, seguirá activo el toque de queda, que podrá retrasarse como máximo hasta las 23:00 horas, y las reuniones, tanto en espacios públicos como privados, no podrán superar las seis personas. Esta decisión coincide con la postura que ha venido defendiendo el Gobierno de Asturias, con el fin de frenar el impacto de la tercera ola.

El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, ha destacado el alto nivel de consenso alcanzado en el Consejo Interterritorial, que impulsará una campaña de comunicación conjunta en la que se pondrá el énfasis “no en salvar semanas, sino en salvar vidas”. “No podemos quedar impasibles ante una decisión de este tipo, al margen de absolutamente todo el país, porque nos afectará también”, ha dicho sobre la postura de Madrid de, que ha decidido no suscribir el acuerdo.

El acuerdo, que se publicará mañana en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que significa que será de obligado cumplimiento, establece también la prohibición de celebrar eventos masivos que impliquen aglomeración de personas.

Fernández ha destacado que estas medidas, que se aplicarán en colaboración con los ayuntamientos, son necesarias ante la “preocupante situación epidemiológica, tanto de Asturias como el resto de España”. Según ha explicado, la disminución de la incidencia de la covid-19 se ha ralentizado en la mayoría de las comunidades, mientras que en otras, como Asturias, se ha estabilizado. Esto se debe, a su juicio, al impacto de la variante británica, detrás de más del 90% de los nuevos casos detectados en la comunidad.

Actualmente, el comercio y la hostelería deben cerrar en el Principado a las 20:00 horas, salvo supermercados y tiendas de alimentación, bebidas y productos de primera necesidad, que pueden abrir hasta las 21:00 horas. Además, la limitación de la movilidad nocturna se aplica entre las 22:00 y las 6:00 horas, una franja en la que únicamente se permiten las salidas para adquirir medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad; para asistir a centros médicos y veterinarios, para acudir o regresar del trabajo, para el cuidado de personas mayores, dependientes, con discapacidad o especialmente vulnerables y para cualquier otra actividad debidamente acreditada. Respecto al cierre perimetral, se mantendrá en vigor hasta el final del estado de alarma.

Campaña de vacunación

“Estamos ante una situación muy preocupante y hemos de lograr que esta meseta que se está formando se convierta de nuevo en un descenso o, al menos, evitar un ascenso el mayor tiempo posible para poder seguir vacunando, sobre todo, a las personas más vulnerables, los mayores de 80 años”, ha advertido el consejero.

Además, ha subrayado que el Principado se sitúa ahora a la cabeza a nivel nacional en cuanto al porcentaje de población vacunada, con más del 9%, y que una parte muy importante, cercana al 5%, cuenta ya con la pauta completa.