null El CTA moviliza toda la flota de autobuses en los corredores de Avilés y el Nalón en la fase 2 para reforzar la seguridad de los pasajeros
16 de octubre de 2020
  • La Viceconsejería de Infraestructuras trabaja en coordinación con los ayuntamientos del área central para disminuir la ocupación del transporte público y aumentar la vigilancia
  • El sector fue pionero en obligar al uso de mascarilla y cumple protocolos estrictos de limpieza y desinfección

El  Consorcio  de  Transportes  de Asturias (CTA), dependiente de la Viceconsejería de Infraestructuras, Movilidad y Territorio, movilizará durante la fase 2 en la que entró ayer el Principado toda la flota de autobuses que opera en la comarca de Avilés y en la cuenca del Nalón, los dos corredores de transporte público urbano competencia del Principado que tienen vehículos donde también se puede viajar de pie.

En este sentido, cabe señalar que el transporte público interurbano que funciona en el resto de la comunidad lo hace en exclusiva con vehículos que disponen únicamente de plazas vinculadas a asientos.

El objetivo de esta medida, que estará plenamente operativa a partir del lunes, es disminuir la ocupación del transporte público interurbano y maximizar la seguridad de los pasajeros. El Gobierno de Asturias refuerza así la prevención en un sector en el que hasta la fecha no se han acreditado contagios y que fue pionero en la implantación de medidas de seguridad como el uso obligatorio de mascarilla para contener la propagación del virus.

Las tres empresas concesionarias que conectan los principales núcleos de las comarcas de Avilés y de la cuenca del Nalón participarán de un operativo especial diseñado por el CTA para que, en aquellas franjas horarias en las que se registra mayor demanda, los autobuses pasen en convoyes dobles (un vehículo detrás de otro), de manera que el pasaje pueda repartirse entre ambos.

Respecto al transporte urbano de las principales ciudades del área central, el viceconsejero de Infraestructuras, Jorge García, ha solicitado la colaboración de los ayuntamientos de Oviedo, Mieres y Gijón para disminuir la ocupación mediante el refuerzo de los servicios, de modo que pueda limitarse el número de personas que viajan de y aumente la vigilancia a bordo.

Las frecuencias horarias de las líneas interurbanas afectadas de ambos corredores serán las mismas que operan desde el pasado 13 de octubre, fecha en la que se reforzaron los servicios.

De este modo, en la comarca de Avilés, la línea 1, que registra mayor afluencia, circula ya cada 20 minutos durante todo el día, incluidos los fines de semana. Las frecuencias son también las habituales en las líneas 4 (La Luz-Hospital de San Agustín) y 6 (Los Campos-Hospital de San Agustín). En el valle del Nalón, los servicios de la línea de características urbanas que  conecta  el  hospital de Riaño  con  Laviana  circulan cada 20 minutos, de lunes a viernes, durante toda la jornada, y cada 30 minutos los sábados y domingos.

En el área central, los autobuses directos que conectan Oviedo y Gijón y los que contribuyen a una movilidad más cómoda y eficiente del personal funcionario y del alumnado que cursa estudios universitarios funcionan desde el pasado 1 de septiembre con los horarios habituales anteriores al decreto del estado de alarma.