null El alumnado asturiano vuelve a las aulas, que sólo se confinarán cuando sumen al menos cinco positivos
10 de enero de 2022
La consejera de Educación, Lydia Espina, destaca que los centros son seguros e insta a mantener la precaución

El alumnado asturiano ha vuelto esta semana a clase en régimen de presencialidad. Las aulas de Infantil y Primaria sólo se someterán a cuarentena cuando haya cinco o más casos confirmados de coronavirus o un 20% del alumnado sea positivo. Esta decisión, acordada en la última Comisión de Salud Pública, irá acompañada de un refuerzo de las medidas de seguridad frente a la pandemia y de la obligatoriedad de la mascarilla en todos los espacios.

La cuarentena de un aula, siempre que se produzcan los citados supuestos, se realizará por un periodo igual o inferior a 7 días.

Esta medida busca garantizar y priorizar la presencialidad reforzando el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

El cambio, según Sanidad, se adapta a la situación pandémica actual, refleja el importante avance de la vacunación en todos los grupos de edad "y tiene en cuenta que los entornos escolares han demostrado a lo largo de la pandemia ser entornos seguros en cuanto a la transmisión del virus".

Actuaciones ante sospecha o confirmación de covid-19

El alumnado, profesorado u otro personal que presente síntomas respiratorios compatibles con la covid-19, independientemente de su estado de vacunación, no deberá acudir al centro educativo hasta que tenga un resultado de una prueba diagnóstica o, en caso de que no haya sido posible realizar dicha prueba, hasta que finalice el periodo de aislamiento mínimo de 7 días y siempre que hayan transcurrido 3 días desde el fin del cuadro clínico.

La recomendación aprobada supone una Adaptación de las Medidas de Prevención frente a COVID-19 en centros educativos y de la Guía de Actuación ante la Aparición de Casos de COVID-19 en las aulas.

La consejera de Educación, Lydia Espina, destaca que los centros son seguros y agradece el esfuerzo a las direcciones y a la comunidad educativa “porque han sido ejemplares y estoy convencida de que lo seguirán siendo”.

Espina ha destacado que las medidas de seguridad frente a la pandemia servirán para reforzar los protocolos actuales, que “funcionan” y han convertido los centros “en espacios seguros” y con una “tasa de transmisibilidad muy baja en relación a otros entornos privados o sociales”.

La Resolución de 5 de enero, adaptada al actual contexto pandémico, incluye, entre otras medidas, las siguientes:

•    Uso obligatorio de mascarilla tanto en interiores como exteriores
•    Recomendación de suspender hasta el 8 de abril de las actividades complementarias y extraescolares que impliquen pernoctar
•    Obligatoriedad de que cada unidad autorizada cuente con un medidor de C02
La consejera ha recordado, además, que Asturias encabeza la campaña de vacunación de los alumnos de 5 a 12 años, lo que contribuye a garantizar la seguridad de los centros, aunque ha instado a mantener la precaución y a “no bajar la guardia”.

Por lo que respecta a la Universidad de Oviedo, el Principado ha consensuado con el rectorado la presencialidad total en el regreso a la actividad académica e investigadora. De esta manera, a partir de ahora se retoma el periodo de exámenes correspondiente a la evaluación final del primer semestre, y a finales de enero comienzan las clases del segundo semestre.

Documentación