null Barbón pedirá que Los Oscos y los Valles del Oso puedan iniciar la segunda fase de la desescalada
06 de mayo de 2020

El presidente del Principado invita a la oposición a “anteponer Asturias a cualquier otra cosa” para afrontar unidos la recuperación. El jefe del Gobierno considera “suicida” la posibilidad de permitir la movilidad entre comunidades. La Administración autonómica ya ha destinado más de cien millones a combatir la crisis, al tiempo que la recaudación ha caído más de 150
 

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha invitado hoy a todos los grupos parlamentarios a aunar esfuerzos para superar la crisis provocada por el coronavirus. “Antepongamos Asturias a cualquier otra cosa y demostremos que los políticos somos capaces de entender que estamos viviendo una situación excepcional”, ha afirmado. Barbón ha adelantado que el Gobierno del Principado propondrá que los concejos de Los Oscos y de los Valles del Oso puedan avanzar más rápido en la desescalada.

El jefe del Ejecutivo ha aprovechado su comparecencia en la Junta General –donde respondió a las preguntas de los seis portavoces de la oposición- para reiterar su oferta de diálogo y unidad. En esta coyuntura no pueden imperar las banderías ni el partidismo, sino el entendimiento y la colaboración: “La ciudadanía no nos culpa por la llegada del coronavirus, pero sí nos va a juzgar sobre cómo hemos gestionado esta situación, con qué altura de miras hemos trabajado y, sobre todo, si hemos antepuesto Asturias a los debates de partido”.

Las llamadas al diálogo han sido continuas, con la vista puesta en la futura negociación de los acuerdos de reconstrucción autonómica –los Pactos de Fruela- y en cuestiones más inmediatas, como el reparto del fondo de 16.000 millones dispuesto por el Gobierno de España. El Principado, que ha conseguido que la distribución no dependa en exclusiva del número de habitantes, defenderá que también se tomen en cuenta el porcentaje de pruebas PCR por cada 100.000 habitantes y el esfuerzo en gasto sanitario de cada comunidad. En ambos indicadores, Asturias se sitúa muy por encima de la media. Barbón ha anunciado que propondrá estas mejoras en la próxima conferencia de presidentes y ha pedido a los grupos de la oposición que utilicen su capacidad de influencia a favor de los intereses de la comunidad A estas alturas, los gastos destinados a combatir la crisis superan los cien millones, al tiempo que la recaudación ha disminuido en 150.

También ha informado a los grupos parlamentarios de algunas de las propuestas que planteará para la desescalada. Entre ellas, que los municipios de Los Oscos y de los Valles del Oso accedan antes a la segunda etapa, dada la mínima o nula incidencia de la epidemia. Así, si bien toda Asturias entrará en la primera fase el lunes, el Principado considera que las dos zonas citadas están en condiciones de iniciar directamente la segunda.

Para afrontar con éxito la desescalada es imprescindible la responsabilidad, ha subrayado Barbón. En este sentido, ha advertido que posibilitar los viajes entre comunidades autónomas “sería un suicidio”. “Los ciudadanos de Asturias son conscientes de que no podemos reactivar la movilidad con comunidades autónomas que están en diferente situación epidemiológica porque todo lo conseguido se perdería, y eso lo piensan también los votantes del PP”, ha afirmado en alusión a la negativa de los populares a apoyar la prolongación del estado de alarma.

A lo largo de sus respuestas, el presidente ha aclarado que el Gobierno de Asturias no se plantea, en modo alguno, bajar el sueldo a los empleados públicos. También ha manifestado su indignación por la situación de la factoría de la antigua Alcoa y ha pedido máximo rigor al Ministerio de Industria.